Agua, Leche o Cerveza ¿Cuál prefieres para limpiar las hojas de tus plantas?

Las plantas, especialmente las de interior, están sujetas a la acumulación de polvo y suciedad que se dan de forma natural en prácticamente todos los ambientes. En entornos exteriores, la lluvia limpia regularmente las hojas con su agua limpia, pero esto no ocurre cuando cultivamos nuestras plantas a cubierto. Mantenerlas limpias es cuestión no solo de estética, sino también una importante fuente de salud para la planta y para nosotros.

Evidentemente, a nadie le gusta ver sus plantas con las hojas grises o llenas de marcas de cal o de suciedad: pueden llegar a dar una impresión aún peor que la de un suelo o unos muebles algo sucios. Sin embargo, esta no es siquiera la principal razón por la que cuidar y mantener limpias las hojas de tus plantas.

Limpiar las hojas regularmente mantendrá tus plantas en su mejor estado, pero cuidado, no pueden limpiarse de cualquier forma, y una limpieza inadecuada puede hacer más mal que bien, dañando la planta o provocando la aparición de enfermedades en esta

¿Cómo limpiar las hojas grandes?

Estas son las más sencillas de todas, ya que las hojas grandes y lisas tienden a ser fuertes y resistentes y, además, acumulan suciedad muy visible. Sigue estos pasos para limpiar las hojas grandes de las plantas:

  1. Prepara un trapo, que son de textura muy suave y no dañarán tu planta. Humedécela en agua. No utilices la de la llave, que acabaría por dejar manchas en las hojas o incluso dañarlas: el agua destilada o filtrada es mucho mejor, o incluso la recogida de lluvia.
  2. Pasa la el trapo de tela con cuidado por la hoja, en dirección de la base al extremo, sujetándola con la mano desde abajo, sin hacer presión.
  3. Deja la planta en una zona iluminada y sin sol directo para que las hojas húmedas se sequen sin quemarse.

¿Cómo limpiar las hojas con leche?

El agua no es la única opción para limpiar las hojas de las plantas y, de hecho, ni siquiera es la mejor para conseguir un buen acabado. Aquí te explicamos cómo usar la leche para limpiar las hojas sucias de las plantas, pues esta les dará un acabado brillante, y además tiene una acción antifúngica que las protegerá contra el ataque de hongos.

  1. Humedece el trapo en leche (no importa el tipo).
  2. Frota las hojas con suavidad con ella.
  3. Deja que se seque al aire, es decir, no es necesario que pases otro paño seco ni nada.

¿Cómo usar la cerveza para limpiar las hojas de las plantas?

Como ocurre con la leche, la cerveza también puede utilizarse para limpiar las plantas además de fortalecerlas. La cebada de la cerveza actúa como abono foliar, con lo que además de dejarlas brillantes les estarás aportando nutrientes muy beneficiosos. Aplica la cerveza para limpiar las hojas de las plantas así:

  1. Moja la bayeta o paño en la cerveza y escúrrelo para que quede quede solo humedecido.
  2. Pasa el paño por las hojas con suavidad, retirando la suciedad y dejándolas brillantes.
  3. Deja que la cerveza se seque al aire de la superficie de las hojas.

Cómo limpiar las plantas de hoja pequeña

Ante hojas menudas o delicadas, lo mejor es utilizar un pequeño cepillo de cerdas suaves. Sigue estos pasos para limpiar las plantas de hojas pequeñas:

  1. Humedece el pincel o cepillo solo en función de las necesidades de humedad de la planta. Si es una planta que no agradece la humedad ambiental, mejor usa el cepillo en seco o muy poco humedecido para retirar la suciedad.
  2. Cepilla las hojas suavemente siempre de la base a la punta.
  3. Recuerda no frotar nunca las flores, que son muy delicadas y podemos dañarlas sin querer. Eso sí, las brácteas no son pétalos, y estas sí pueden ser limpiadas normalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *